Fascitis Necrosante

La fascitis necrosante es una infección bacteriana grave que se propaga por el cuerpo rápidamente y que causa la muerte si no se trata de manera oportuna.

Para detener el avance rápido de la gangrena, como también se le conoce, es importante hacer un diagnóstico preciso, dar tratamiento con antibióticos inmediatamente y operar con prontitud.

  • Aseo quirúrgico
  • Desbridamiento
  • Fasciotomías
  • Amputaciones  

Con frecuencia la mencionan como la “bacteria come carne”, hay más de un tipo de bacterias que pueden provocar la fascitis necrosante.

Estreptococos del grupo A son la causa más común de la fascitis necrosante.

La forma más frecuente en que estas bacterias entran al cuerpo es a través de aberturas en la piel.

Esto incluye:

  • Cortes y raspones.
  • Quemaduras.
  • Picaduras de insecto.
  • Heridas punzantes (como las causadas por el uso de drogas intravenosas).
  • Heridas quirúrgicas.

Necrosante significa que causa la muerte de los tejidos. Fascitis significa inflamación de la fascia, que es el tejido que está debajo de la piel y recubre los músculos, los nervios, la grasa y los vasos sanguíneos.

El diagnóstico puede ser difícil y lo más importante es actuar rápido.

Hay muchas infecciones que se parecen a la fascitis necrosante en las etapas tempranas, lo cual puede dificultar el diagnóstico.

Además de observar la lesión o infección, los médicos pueden diagnosticar la fascitis necrosante de la siguiente manera:

  • Tomar una muestra de tejido (biopsia).
  • Análisis de sangre para ver si hay signos de infección y daño muscular.
  • Pruebas de imagen (tomografía computarizada, imagen de resonancia magnética, ecografía) del área dañada.

Es importante comenzar el tratamiento lo más pronto posible. Por lo tanto, es posible que los médicos no esperen hasta recibir los resultados si piensan que el paciente podría tener fascitis necrosante.

Las complicaciones graves son comunes

  • Septicemia
  • Choque (shock)
  • Insuficiencia orgánica

Puede derivar en complicaciones permanentes debido a la pérdida de extremidades o cicatrices pronunciadas debido a la extirpación quirúrgica del tejido infectado.

Aún con tratamiento, 1 de cada 3 personas muere a causa de la infección.

Entre las personas que contraen fascitis necrosante y síndrome de choque tóxico por estreptococos al mismo tiempo, 6 de cada 10 mueren debido a sus infecciones.

El síndrome de choque tóxico es otra enfermedad muy grave causada por los estreptococos del grupo A. Este síndrome provoca que el cuerpo entre en estado de choque y causa presión arterial baja, insuficiencia orgánica múltiple y muerte

Aunque la fascitis necrosante es una infección rara, es más probable en algunas personas.

Si bien cualquier persona puede contraer fascitis necrosante, esta enfermedad no es común. La mayoría de las personas que la contraen tienen otros problemas de salud que podrían reducir la capacidad de su cuerpo para luchar contra las infecciones. Algunas afecciones que debilitan el sistema inmunitario del cuerpo son:

  • Diabetes
  • Enfermedad de los riñones
  • Cicatrización (cirrosis) del hígado
  • Cáncer
  • La fascitis necrosante también puede ser una complicación poco frecuente de la varicela en los niños pequeños

Zanndor Jacob del Real Romo