TERAPIA NUTRICIONAL PARA CIRUGÍA


Terapia nutricional en cirugía

Someterse a un procedimiento quirúrgico, conlleva un estrés al organismo que requiere un manejo multidisciplinario para minimizar en medida de lo posible sus efectos deletéreos, siendo la evaluación y terapia nutricional fundamental en el manejo del paciente quirúrgico.

Aunque la morbilidad quirúrgica se correlaciona mejor con el alcance de la enfermedad de base y la naturaleza de la intervención a la que se somete, así mismo, como el abordaje con el que se realiza la cirugía (convencional o mínimamente invasivo), el no contar con un adecuado estado nutricional puede condicionar la gravedad de las complicaciones.

Un paciente bien nutrido suele tolerar mejor la cirugía mayor que el paciente que no lo tiene. Un mal estado nutricional se asocia a una incidencia elevada de complicaciones, morbilidad y muerte.

Soporte Nutricional Preoperatorio

El soporte nutricional preoperatorio es fundamental y debe administrarse en mejor medida entre 7-10 días antes del procedimiento quirúrgico.

Durante la intervención quirúrgica es indispensable que el estómago se encuentre vacío para evitar riesgos de broncoaspiración al momento de la inducción anestésica, pero de acuerdo a las guías de recuperación rápida en cirugía ERAS  (Enhance Recovery After Surgery) se aconseja entre 2-4 horas.

En general se suele administrar una dieta baja en fibra 1-2 días antes de la intervención quirúrgica, para evitar el residuo colónico y evitar el estreñimiento y el íleo postoperatorio.

La asistencia nutricional postoperatoria

Se emplea para reducir las carencias nutricionales que se desarrollan en pacientes durante el ayuno o periodo de dieta absoluta.

Después de una cirugía se incrementa el requerimiento calórico, por el estrés quirúrgico per se, por lo que un plan individualizado de soporte nutricional acorde a las características del paciente como edad, enfermedades de base, procedimiento quirúrgico y abordaje al que fue sometido.

Ayudando agilizar el periodo de recuperación mediante una educación nutricional con la finalidad de mejorar hábitos a largo plazo y lograr o mantener una calidad de vida